El pasado 2 de agosto se conmemoró una fecha que lejos de ser de celebración, es lamentable, no debería existir y nos debe preocupar a todos. Hablamos del Día de la Sobrecapacidad de la Tierra, una fecha instaurada para crear conciencia de cuidar los limitados recursos naturales con los que contamos.

Es una fecha simbólica que se calcula cada año para representar el momento en el cual la humanidad ha consumido todos los recursos naturales que la Tierra puede regenerar en un año. En otras palabras, es el día en el que la demanda de recursos naturales y la generación de desechos por parte de la población mundial excede la capacidad de regeneración y absorción de la Tierra en ese mismo año. A partir de ese día, se indica que el planeta se encuentra en un déficit ecológico por el resto del año.

El día de hoy conoceremos el por qué de esta fecha, algunos conceptos básicos para entender la problemática, los efectos de este agotamiento, cuáles son las previsiones a futuro y cómo se puede reducir la huella de carbono.

Antecedentes

Andrew Simms, miembro del foro New Economics Foundation del Reino Unido desarrolló originalmente el concepto del Día del Sobregiro de la Tierra en 1970. Global Footprint Network, una organización asociada de New Economics Foundation, lanza una campaña todos los años desde 1987 para crear conciencia sobre la limitación de los recursos de la Tierra. Global Footprint Network mide la demanda y oferta de recursos naturales y servicios ecológicos de la humanidad. Global Footprint Network ha estimado en los últimos años que en menos de siete meses la humanidad demandó a la naturaleza más de lo que los ecosistemas del planeta pueden regenerar en todo el año.

Según Footprint Network, a lo largo del transcurso de la historia, la humanidad ha utilizado recursos naturales para construir ciudades y carreteras, crear productos y proporcionar alimentos, pero a un ritmo que era acorde con lo que el planeta podía producir. Pero desde el comienzo de la Tercera Revolución Industrial, que comenzó en la década de los 70, se superó el umbral crítico, comenzando a utilizarse más recursos de los que el planeta podía producir. Según los cálculos, la demanda actual de elementos anuales es equivalente a lo producido por el planeta durante 1.7 años.

En los primeros años, dicho día se ubicaba en el invierno y en los últimos meses del otoño, en los años recientes se encuentra en el verano. Existe preocupación de que esta fecha pueda ubicarse durante la primavera en el futuro.

Global Footprint Network

Es una organización sin fines de lucro y grupo de expertos creado en el año 2003, con sedes en Estados Unidos y Europa. Este grupo desarrolla y promueve herramientas para promover la sostenibilidad, mediante la reducción de la huella de carbono; mide la cantidad de recursos usada y la biodisponibilidad, para de esta forma tomar decisiones.

De acuerdo con sus estatutos, tienen por objetivo “crear un futuro en el que todos los seres humanos puedan vivir bien, dentro de los medios de un solo planeta Tierra”. Este panel está conformado por 70 organizaciones, entre las cuales se encuentran el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), ICLEI, Groupe Pictet y Pronatura México.

Cada año la organización crea un informe mostrando las Cuentas Nacionales de Huella, calculando la huella ecológica y biocapacidad de más de 200 países y territorios. De igual forma, el panel mantiene una plataforma de datos abiertos donde se muestra la huella digital, permitiendo a analistas e investigadores visualizar y descargar los datos. Todo lo mencionado anteriormente permite calcular el Día de la Sobrecarga de la Tierra.

Huella de carbono

Es un indicador ambiental que pretende reflejar «la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto». Tal impacto ambiental es medido llevando a cabo un inventario de emisiones de GEI o un análisis de ciclo de vida según la tipología de huella, siguiendo normativas internacionales reconocidas. La huella de carbono es la basura contaminando, se mide en masa de CO₂ equivalente. Una vez conocido el tamaño y la huella, es posible implementar una estrategia de reducción o compensación. Este concepto fue acuñado por British Petroleum en 2004, quienes crearon su propia calculadora de huellas de carbono e hicieron una gran campaña en 2005.

Es posible medir la huella de carbono global, de un país, de un territorio, de una organización, de una persona o de un producto.

Cálculo del Día de la Sobrecapacidad

El Día de la Sobrecapacidad no tiene una fecha asignada, sino que se calcula cada año, dividiendo la biocapacidad del planeta entre la huella ecológica de la humanidad y multiplicando por los 365 o 366 días del año en curso. La biocapacidad cuantifica en hectáreas los recursos naturales de la Tierra que generan productos o actividad económica, por ejemplo, suelos de cultivo y pastoreo, bosques para extraer madera y papel y que absorben el CO₂, las áreas urbanizadas y los recursos pesqueros del mar. Por otra parte, la huella ecológica cuantifica los pastos, peces, árboles y demás recursos que la población demanda para cubrir sus necesidades.

La sobrecapacidad se produce cuando el consumo es mayor que los recursos disponibles, momento en que se habla de déficit ecológico. Cuanto más grande sea este déficit, más próximo al uno de enero se ubicará el Día de la Sobrecapacidad en el calendario, es decir, antes agota la humanidad los recursos de que en teoría dispone para ese año.

Fecha del Día de la Sobrecapacidad histórica

Esta fecha cada vez se acerca más al 1º de enero. En 1971 este día llegó en la Navidad. En 1980, la fecha se fijó el 16 de noviembre. En 1987 ocurrió un día antes de Halloween, el 30 de octubre, se mantuvo en este mes durante más de una década. Una tendencia preocupante comenzó desde 1999, ya que en este año fue el 26 de septiembre, pero desde el comienzo del actual milenio, esta fecha acontece en los últimos días del verano, en 2000 ocurrió el 17 de septiembre. Desde el 2005 la fecha acontece en agosto, en este año fue el 27 de agosto. Gracias a la conciencia adquirida por las empresas y gobiernos, se ha mantenido en el mes de agosto. La fecha de 2020 no pudo ser calculada de forma correcta, se estima entre los últimos días de julio y el 20 de agosto, se cree que, de no haber ocurrido la pandemia, con toda certeza este día estaría ubicado en julio, debido a que la contingencia frenó el desarrollo normal de las actividades; sin embargo, en 2023 el mundo está retomando y acelerando su cotidianeidad.

Fecha por país

Ni todos en todos los países se utilizan los mismos recursos ni se consume la misma cantidad. Por eso cada país tiene una fecha de sobrecapacidad diferente.

Países como Qatar o Emiratos Árabes Unidos requieren más de 8 años de producción para satisfacer sus necesidades, mientras que otros países como Haití o la mayoría de los países africanos gastan menos recursos de los que se generan en un año.

Traducido a fechas, Santo Tomé y Príncipe tiene la fecha más tardía, el 27 de diciembre. Mientras que en Qatar esta fecha llegó más temprano, el 9 de febrero. En Canadá y Estados Unidos ocurrió el 10 de marzo, en Rusia el 19 de abril. En Francia ocurrió el 5 de mayo y en España una semana después. En Chile e Italia, el 15 de mayo; en Argentina, el 24 de junio, el 12 de agosto en Brasil y el último día del mes en México. El 12 de octubre ocurrirá en El Salvador, el 8 de noviembre en Colombia, en Cuba el 25 de noviembre y el 6 de diciembre en Ecuador.

Consecuencias de la Sobrecapacidad

Algunas de las muchas consecuencias del déficit ecológico son:

  1. Agotamiento de recursos naturales: Cuando el consumo de recursos naturales supera la capacidad de regeneración de la Tierra, los recursos se agotan más rápidamente de lo que pueden ser repuestos. Esto puede llevar a la sobreexplotación de los recursos naturales, como la deforestación, la pesca excesiva y la agotación de los acuíferos.
  2. Pérdida de biodiversidad: La sobreexplotación y el uso intensivo de recursos naturales también pueden contribuir a la pérdida de biodiversidad. La destrucción de hábitats naturales y la contaminación del medio ambiente pueden llevar a la extinción de especies y afectar negativamente la diversidad biológica.
  3. Cambio climático: El aumento de la demanda de recursos y la generación de emisiones de gases de efecto invernadero contribuyen al cambio climático. El déficit ecológico acelera el calentamiento global, lo que provoca fenómenos climáticos extremos, como sequías, inundaciones, olas de calor y tormentas más intensas.
  4. Contaminación y degradación ambiental: El exceso de desechos y contaminantes generados por la actividad humana puede contaminar el agua, el aire y el suelo, afectando negativamente la salud humana y la vida silvestre. La contaminación del aire contribuye a problemas de salud como enfermedades respiratorias y cardiovasculares.
  5. Escasez de recursos y conflictos: El agotamiento de recursos naturales puede llevar a la escasez de alimentos, agua y otros bienes básicos. Esto puede generar conflictos, disturbios y tensiones sociales, especialmente en regiones donde los recursos son limitados y la población es alta.
  6. Impacto en la economía y la sociedad: El déficit ecológico puede afectar la economía al aumentar los costos de producción y los precios de los recursos naturales escasos. También puede tener impactos sociales, como el desplazamiento de comunidades que dependen de los recursos naturales para su subsistencia.

Sobrecapacidad en el futuro

Las predicciones del déficit ecológico a futuro son preocupantes y apuntan hacia un escenario en el que la demanda de recursos naturales superará aún más la capacidad de regeneración y absorción de la Tierra si no se toman medidas adecuadas para mitigar el impacto ambiental. Algunas de las predicciones más destacadas incluyen:

  1. Aumento del Día de la Sobrecapacidad de la Tierra: Se espera que el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra siga adelantándose en el calendario, lo que significa que la humanidad consumirá cada vez más recursos naturales antes de que la Tierra pueda regenerarlos. Esto indica una mayor presión sobre los ecosistemas y una mayor sobreexplotación de los recursos naturales.
  2. Pérdida de biodiversidad: La tasa actual de pérdida de biodiversidad se estima que es varias veces superior a las tasas históricas. Se espera que esta tendencia continúe si no se implementan acciones significativas para proteger los hábitats naturales y reducir la presión sobre los ecosistemas.
  3. Aceleración del cambio climático: Si no se toman medidas urgentes para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, se espera que el cambio climático continúe acelerándose. Esto traerá consigo efectos devastadores, como un aumento en la frecuencia e intensidad de eventos climáticos extremos, el deshielo de los polos y la elevación del nivel del mar.
  4. Escasez de recursos: La creciente demanda de recursos naturales por parte de una población en aumento y un mayor nivel de consumo per cápita puede llevar a la escasez de recursos como el agua, los alimentos y los combustibles fósiles. Esto puede generar conflictos y tensiones sociales en áreas donde los recursos son limitados.
  5. Impacto en la salud humana: El deterioro del medio ambiente y la exposición a contaminantes pueden tener efectos negativos en la salud humana, aumentando el riesgo de enfermedades respiratorias, cardiovasculares y otras afecciones relacionadas con la contaminación.

Colaborar para reducir la huella de carbono

Para evitar escenarios negativos y revertir las tendencias actuales, es fundamental tomar medidas para reducir nuestra huella ecológica y promover prácticas sostenibles en todos los niveles, desde el individual hasta el global. Esto incluye la adopción de energías limpias y renovables, la conservación de los recursos naturales, la protección de la biodiversidad y la promoción de una economía circular que reduzca los desechos y el consumo excesivo. Es fundamental que los gobiernos, empresas e individuos asuman sus responsabilidades medioambientales a fin de evitar la debacle del mundo. La acción colectiva, la legislación ambiental efectiva y la conciencia global son fundamentales para abordar los desafíos del déficit ecológico y preservar la salud del planeta para las generaciones futuras.

Visita otras notas te nuestro blog

Lengua española: debemos ser profesionales del español
Educación | Español

Lengua española: debemos ser profesionales del español

La lengua española, también conocida como castellano, es uno de los idiomas más hablados en el mundo. Con más de 580 millones de hablantes, el español es la lengua oficial de 21 países y una de las lenguas más enseñadas y estudiadas a nivel global. En un mundo cada vez más globalizado, dominar el español […]

Estrategias para fomentar la creatividad digital
Educación | Tecnología | Transformación Digital

Estrategias para fomentar la creatividad digital

En la era digital actual, la creatividad digital se ha convertido en una habilidad esencial tanto en el ámbito educativo como en el profesional. La creatividad digital no solo se refiere a la capacidad de crear contenido digital innovador, sino también a la habilidad de utilizar tecnologías digitales de manera creativa para resolver problemas y […]

Tecnologías emergentes en la educación: Blockchain e IoT
Educación | Tecnología | Transformación Digital

Tecnologías emergentes en la educación: Blockchain e IoT

Entre las tecnologías emergentes que están teniendo un impacto significativo en el ámbito educativo se encuentran Blockchain y el Internet de las Cosas (IoT). Estas tecnologías prometen mejorar la seguridad, la transparencia y la eficiencia en la educación, así como ofrecer nuevas formas de aprendizaje y gestión de datos. En este artículo, exploraremos en profundidad […]

FORMTIC
FORMTIC

FORMTIC.
Servicios educativos y tecnológicos.

¡Subscríbete a nuestro blog!